La Geoda Gigante

La Geoda Gigante de Pulpí es descubierta por los hermanos Cuesta en diciembre de 1999. Situada en la Mina Rica de Pilar de Jaravía (Pulpí, Almería), esta joya de la geología es considerada la segunda geoda más grande del mundo, tras la de Naica (México). Sin embargo, la de México ahora mismo está inundada y no se puede visitar.

La historia de la Geoda es muy peculiar. Alguien la descubrió en algún momento de la explotación minera, pero decidió tapar el hueco con yeso. No sabemos cuantos años pasaron hasta que esa pared falsa de yeso fue atravesada por el grupo de mineralogistas de Madrid que habían entrado en la Mina Rica. Dentro de este grupo de mineralogistas hubo disputa por si contar o no el hallazgo. Finalmente salió a la luz la noticia, y el resto es historia.

Pasaron 20 años hasta que esta Geoda Gigante pudo hacerse visitable al público, en julio de 2019. Antes de eso, multitud de proyectos se iniciaron pero ninguno vio luz finalmente. En el documental «Los secretos de la mina: la Geoda Gigante» se cuenta perfectamente su historia, desde su formación hasta sus visitas guiadas.